Lo que circula por los medios

9 de mayo de 2018

Harapos para el rey desnudo




06 de mayo de 2018
Ajuste recesivo para enfrentar una impactante corrida disparada por el cierre del grifo de dólares de Wall Street
Harapos para el rey desnudo
La corrida cambiaria estuvo potenciada porque la economía macrista se quedó sin financiamiento externo, dejando expuesta su vulnerabilidad. Antes de la devaluación, el JP Morgan fue privilegiado porque compró a un precio barato parte de los dólares rifados por el Banco Central. Casi 680 mil millones de pesos en Lebac vencen dentro de dos martes.
Por Alfredo Zaiat

El flujo de dólares del exterior se frenó a fines de enero. El cierre de esa puerta es el disparador clave para entender la impactante corrida de las últimas dos semanas. La leve suba de la tasa de interés internacional, el impuesto marginal a las Lebac en manos extranjeras, la disputa política de baja intensidad con la oposición por las tarifas o las conocidas peleas de gabinete con la consiguiente descoordinación de la gestión fueron movimientos que, si Wall Street no hubiera cerrado la canilla de dólares, no habrían generado la reacción de huída de grandes fondos de inversión. Esos factores no pudieron ser motivos para provocar la mayor devaluación después de la aplicada en los primeros días del gobierno de Mauricio Macri, debido a que ya estaban presentes antes de la intervención más abultada de la historia del Banco Central. Esos argumentos justificatorios del veloz ajuste del tipo de cambio, desplegados por economistas del establishment, desvían la atención sobre lo importante. El único pulmotor para mantener con vida la economía macrista, que estructuralmente es insustentable por la fragilidad de su sector externo, es el financiamiento del exterior. Si esa vía de auxilio queda desconectada, como ha sucedido en estos meses, el ahogo es tan inmediato como implacable. Sin el flujo constante de dólares, ya sean provenientes de la emisión de deuda o tentados por la bicicleta financiera de la Lebac, el rey queda desnudo. El gobierno lo vistió rápido con algunos harapos, con el objetivo de volver a seducir a los dueños de los dólares financieros, lanzando en forma desesperada medidas que profundizan el ajuste por vía de las restricciones monetaria (alza de la tasa de interés) y fiscal (reducción del gasto público).

En las narices
LEER MÁS
Beneficios para el Morgan y otros grandes fondos | Muestra de amor a la JP
Por Alfredo Zaiat
La última bocanada de oxígeno fue recibida a principios de este año (4 de enero) por 9000 millones de dólares. El monto total fue 10.750 millones de dólares incluyendo las emisiones de bonos corporativos: Genneia por 150 millones (23 enero); MSU Energy por 600 millones (25 de enero) y Aysa por 500 millones (25 enero), de acuerdo al seguimiento que realiza la firma Research for Traders. No sólo dejaron de ingresar dólares financieros por la colocación de deuda, sino que empezaron a irse en cantidad los que vinieron a obtener una renta extraordinaria con el juego especulativo propuesto por el Banco Central de Federico Sturzenegger.

El ministro de la Deuda, Luis Caputo, afirmó en la conferencia de prensa, que compartió con el secretario de Hacienda con cargo de ministro, Nicolás Dujovne, que “en 2018 no tomaremos más deuda en el mercado internacional”. Es una versión compasiva de lo que, en realidad, fue el portazo que recibió de sus amigos de Wall Street. Caputo decía que tenía asegurado el 75 por ciento del plan de financiamiento de este año, porcentaje que ahora elevó de 80 al 85 por ciento con el ajuste fiscal anunciado anteayer. Al mencionar que el saldo restante será cubierto con emisión de deuda en el mercado local, reconoció que Wall Street le cerró la puerta.

A principios de marzo pasado, Caputo viajó a Nueva York junto con sus colaboradores más estrechos para reunirse con bancos y administradores de grandes fondos de inversión, recibiendo como respuesta que lo quieren mucho porque lo consideran uno de ellos, pero le indicaron que no intente emitir más deuda argentina en el exterior. La versión oficial maquilló este fracaso de seducción a capitales financieros diciendo que el gobierno decidió no colocar nuevos bonos en el exterior para no afectar las cotizaciones de los papeles ya emitidos.

La última prueba de amor de Wall Street hacia la Argentina fueron esos 9000 millones de dólares de nuevos bonos, billetes que casi todos ya fueron dilapidados por el Banco Central para atender la corrida. En enero ingresaron por la puerta de la deuda, y a fines de abril se fueron por la puerta de la fuga.

La sequía
El cierre del grifo de Wall Street no fue sólo para el gobierno, sino que se extendió a empresas y provincias. La seguía de dólares financieros es generalizada. Córdoba no pudo emitir papeles de deuda por 500 millones de dólares y Buenos Aires iba a colocar bonos en el exterior, pero no pudo y decidió lanzarlos en la plaza local. Lo mismo le sucede a otras provincias necesitadas de financiamiento.

Ni bonos corporativos ni nuevas acciones de firmas argentinas quieren comprar los fondos del exterior. Los planes de colocación de esos papeles fueron postergados una y otra vez en estos meses. Varias empresas quisieron salir a distribuir una porción de sus acciones en el mercado y no pudieron hacerlo: Bioceres, Raghsa, Distribuidora Gas del Centro, Molinos Cañuelas y Laboratorio Richmond. El Banco Hipotecario también postergó la decisión de ampliación de capital y oferta pública de acciones.

Cuando hubo empresas que igual continuaron con el plan de venta de una porción de sus acciones, el precio obtenido fue por debajo del piso establecido en la oferta inicial. Ese fue el saldo para Central Puerto y Corporación América, que recaudaron menos de lo previsto.

Los casos más destacados de las firmas que fueron a buscar fondos con la emisión de bonos y no pudieron fueron el Banco Ciudad, por hasta 500 millones de dólares con bonos regidos bajo la ley Nueva York, nominados en peso-linked (ajustado por el tipo de cambio), siendo los bancos HSBC y Nomura organizadores de la operación; Petroquímica Comodoro Rivadavia, por 400 millones de dólares; Camuzzi Gas Pampeana, por 300 millones; y Telecom, por 1000 millones de dólares, bonos que tenían demanda pero los inversores exigían una tasa más elevada que la empresas no quiso convalidar.

El 26 de abril pasado, Transportadora de Gas del Sur pudo abrir una pequeña grieta en el muro de Wall Street, al emitir bonos por 500 millones de dólares, pagando una tasa de 6,75 por ciento anual. Esta colocación abre expectativas entre operadores y funcionarios de Finanzas a una reapertura del mercado internacional para bonos argentinos y, de ese modo, poder reconectar el pulmotor a la economía macrista.

Liquidación
Con la insólita estrategia financiera y cambiaria de vender reservas y luego devaluar (ver aparte), el Banco Central perdió 8682 millones de dólares. La secuencia fue la siguiente: en marzo, rifó 2040 millones; en abril, 4730; y en tres días hábiles de mayo, 952 millones. No hay antecedentes de semejante liquidación de reservas en tan corto período, ni en los meses más críticos de fuga del primer gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, antes de la instrumentación de un régimen restrictivo de acceso a divisas.

La corrida fue veloz y violenta porque había condiciones para que así sea debido a la amplia desregulación del mercado cambiario que implementó la gestión de Federico Sturzenegger en el Banco Central. Eliminó cualquier control sobre capitales especulativos, medida prudencial que recomienda hasta el Fondo Monetario Internacional. Suprimió la obligación de liquidar dólares a los exportadores, minimizando que una restricción estructural de la economía argentina es la escasez de divisas y que, en situaciones de corrida, esos billetes resultan fundamentales. Fomentó un endeudamiento de cortísimo plazo generando una inmensa burbuja especulativa de Lebac, que no sirvió para impulsar un proceso de baja de la inflación, como se lo había propuesto Sturzenegger, y ahora actúa como una amenaza latente sobre las reservas.

El próximo vencimiento es dentro de dos martes (15 de mayo) y es récord por la magnitud, al sumar casi 680 mil millones de pesos, equivalente al 55 por ciento del stock total. La muy fuerte suba de la tasa de interés pretende seducir a inversores en Lebac para que no abandonen ese activo para pasarse al dólar. El JP Morgan y otros grandes operadores del mercado financiero aceleraron el desarme de sus posiciones en Lebac, decisión que se reflejó en la fuerte caída de reservas internacionales.

La suba de la tasa de interés es el anzuelo para seguir cautivando a los capitales para que no abandonen las Lebac. Colocar la tasa en el 40 por ciento anual, nivel que provoca irritación y desconcierto, no necesariamente es alta en términos nominales si las expectativas de inflación y de devaluación se han disparado. La meta del 15 por ciento no existe; la estimación del 20 por ciento en el promedio de los pronósticos de la encuesta REM del Banco Central es irreal ni la del 25 por ciento que estiman algunos consultores luego de la corrida. Con la última suba del tipo de cambio y la confirmación del sendero del tarifazo en el año (gas, luz, agua y transporte), el nuevo piso de la inflación anual se ubica cerca del 30 por ciento. En relación a ese porcentaje tiene que evaluarse el nivel de la tasa de interés para atraer a inversores extranjeros.

Dólar futuro
Las bancas centrales tienen varias herramientas de intervención en el mercado financiero para evitar la volatilidad de variables claves que afectan la estabilidad económica. La tasa de interés, la compraventa de divisas, transacciones de mercado abierto con títulos públicos, la fijación de encajes bancarios y los contratos de dólar futuro. Por razones políticas, cuyo origen es la persecución a ex funcionarios, el gobierno de Macri impulsó una ridícula causa judicial conocida como “dólar futuro”.

La judicialización de ese instrumento de la política monetaria, con argumentos disparatados, limitó al Banco Central de Sturzenegger para utilizarlos, como lo hacen las bancas centrales ante escenarios de incertidumbre cambiaria.

Esa insólita causa judicial, promovida por Alfonso Prat Gay y Federico Pinedo, puede enviarse al archivo ahora que Sturzenegger anunció que intervendrá en el mercado con contratos de dólar futuro. El comunicado del BCRA, un par de horas previas a la apertura de la plaza cambiaria de anteayer, informa que “adicionalmente a la utilización de la tasa de interés, el BCRA continuará con todas sus herramientas de intervención en el mercado de cambios. Estas operaciones podrían ser concertadas tanto al contado como a término”. Estas últimas son las que se conocen como dólar futuro.

Del mismo modo que las operaciones pactadas en la gestión anterior no eran judiciables, tampoco lo son las definidas por la actual administración, como el fomento de la bicicleta financiera de las Lebac o vender reservas a precios bajos para luego devaluar la moneda. Sturzenegger y cada uno de los miembros del directorio del Banco Central tienen ahora motivos personales para exhortar a que sea desestimada la causa judicial de dólar futuro.

Pies de barro
El Instituto Internacional de Finanzas (IIF) es una asociación de reúne a los bancos, fondos de inversión y aseguradoras más grandes del mundo. Hace poco más de un mes, manifestó preocupación por lo que considera demora de la administración Macri en avanzar en un ajuste “profundo” que garantice la capacidad de repago a la creciente deuda externa.

El fuerte ajuste presentado por la dupla Dujovne-Caputo viene a dar respuesta a esa demanda, apostando a que de ese modo se descomprimirá las tensiones cambiarias y, fundamentalmente, volver a enamorar a Wall Street para que siga financiando a la economía macrista.

Es una relación de sometimiento conocida. El endeudamiento inicial genera un estado de bonanza ficticia, que en el caso del gobierno de Cambiemos significó solamente la posibilidad de fugar capitales sin restricciones. Luego, para continuar aportando dólares, el mundo de las finanzas exige más ajuste fiscal y monetario para garantizar el cobro de los intereses de esa deuda. Ese nivel de vulnerabilidad deriva en que cualquier medida sea evaluada como clave para la viabilidad del programa económico, ya sea una reforma laboral regresiva para los trabajadores o un tarifazo de servicios públicos esenciales para la población.

Es la misma trampa a la que fue lanzada la economía durante la década del 90, y ahora se repite como si nada hubiera pasado ni nada se hubiera aprendido de esa traumática experiencia. En este caso, además, con un manejo de la crisis cuya evaluación oscila entre la impericia de aficionados y la picardía de funcionarios para facilitar negocios de bancos amigos.

La receta ortodoxa asegura que el alivio del sector externo provendrá del ajuste fiscal. Sin embargo, más allá de ese esquema analítico convencional, la economía argentina está condicionada por una dinámica del sector externo que no está vinculada al recorrido de las cuentas públicas. El desequilibrio de la Cuenta Corriente alcanzó casi los 31 mil millones de dólares en 2017, equivalente al 4,9 por ciento del PIB, con tendencia a aumentar en este año.

El reciente informe de Fide explica que la decisión de desregular plenamente la cuenta capita, en un contexto de ampliación del desequilibrio externo, que superaría el 5,0 por ciento este año, y las permanentes pulsiones dolarizadoras de los agentes económicos “redujeron sensiblemente los espacios del BCRA para garantizar una estabilidad sostenible en el tiempo”.

La restricción que enfrenta la economía macrista es que no aparecen fuentes alternativas de dólares suficientes para compensar la interrupción del flujo de financiamiento externo. Una de las principales, la proveniente del campo esta debilitada por la sequía, además por las regulaciones del Banco Central que eliminó los plazos de liquidación de divisas y por el cronograma de reducción mensual de retenciones a la soja que desalienta las liquidaciones.

Para evitar nuevos saltos del dólar la variable clave es la tasa de interés. Colocarla en el 40 por ciento anual puede restablecer transitoriamente cierta tranquilidad en el mercado cambiario. Dure días o algunos meses, la corrida, la pérdida abundante de reservas y la devaluación no deseada dejaron expuesta la inquietante fragilidad de la economía macrista.

azaiat@pagina12.com.ar

https://www.pagina12.com.ar/112847-harapos-para-el-rey-desnudo

-------------------------------------------
"EL FMI TAMPOCO CAMBIÓ”

* Por Alfredo Zaiat.

La conferencia de Mauricio Macri, anunciando que volverá a pedir un crédito al Fondo Monetario Internacional, expone dos rasgos fundamentales del rumbo que profundiza su gestión.

En primer lugar, implica que nuestro país subordina nuevamente su política económica a esas viejas recetas importadas: una cosa es tener autonomía para tomar decisiones antipopulares por iniciativa propia y otra, muy distinta, es tener que acelerarlas, profundizarlas o hacerlas todavía más regresivas, por exigencia extranjera. ¿O qué significa pedirle dinero al FMI? Volver a estar condicionados, por ellos.

En segundo lugar, solicitarles un mínimo de 30 mil millones de dólares refleja también cómo las políticas económicas implementadas desde hace dos años han agudizado las debilidades estructurales que tiene la economía nacional, evidenciadas en la falta de dólares. Y si bien se intentó disimular eso con endeudamiento externo, generando un pesadísimo lastre a futuro, hoy se derrama ese maquillaje de las políticas desfavorables, dejando a la vista las inconsistencias del este programa económico.

Históricamente, las condiciones del FMI son conocidas: mayor flexibilidad laboral, disminución de las cargas laborales en detrimento del sistema previsional, privatización parcial o total del sistema jubilatorio, mayor apertura comercial y un ajuste severo del gasto público. Claramente, el Gobierno ya venía implementando medidas en ese sentido, pero este acuerdo agudiza ese proceso.

Wall Street dejó de financiar a la Argentina y el financiamiento externo ha sido el pulmotor que mantuvo viva, hasta hoy, la economía macrista. Ahora, cuando eso se interrumpió, la respuesta se manifestó de manera contundente en el mercado cambiario, con un salto repentino en el precio del dólar. Una variable que se traduce como una fuerte devaluación, espejada en aumentos de precios y en el deterioro del poder adquisitivo de los trabajadores, jubilados y titulares de la Asignación Universal por Hijo, de modo que afecta de forma global los niveles de consumo y empleo, pero fundamentalmente perjudica a los sectores populares. Otra vez, contra ésos. Otra más, contra ustedes.

https://www.facebook.com/213440425391495/photos/a.226628010739403.54753.213440425391495/1758061037596085

----------------------

siguiente Domingo, 8 de noviembre de 2015 | Hoy

INDICE EL PAIS ECONOMIA SOCIEDAD LA VENTANA EL MUNDO ESPECTACULOS DEPORTES PSICOLOGIA UNIVERSIDAD CONTRATAPA PIRULO DE TAPA


ECONOMIA › LA PROMESA DE CAMPAÑA DE CAMBIEMOS, DE LIBERAR EL MERCADO CAMBIARIO, QUE DERRUMBARIA EL PODER ADQUISITIVO DEL SALARIO

La megadevaluación de Macri
Mauricio Macri y sus economistas adelantaron que su primera medida de gobierno sería eliminar las restricciones a la compra de dólares. El alza de la paridad oficial podría llegar a casi el 60 por ciento. La inflación se dispararía y el poder de compra del salario se destruiría.


Por Alfredo Zaiat


El economista importado por Lilita Carrió a la alianza PRO-UCR Cambiemos, Alfonso Prat-Gay, el que será ministro de Economía de María Eugenia Vidal en la gobernación de la provincia de Buenos Aires, Hernán Lacunza, el economista del PRO, Carlos Melconian, el preferido de Mauricio Macri, Rogelio Frigerio, el que fue mandado a callar por Jaime Durán Barba, Federico Sturzenegger, y hasta el propio candidato a presidente, han asegurado que la primera medida en caso de ser gobierno sería una megadevaluación. Con el estilo de cada uno, todos han asegurado que en un gobierno de Macri el viernes 11 de diciembre se eliminarán los controles y restricciones para la compra de dólares. Prat-Gay fue más explícito acerca de lo que puede suceder en treinta y tres días, al afirmar que la cotización del dólar la definirá el mercado y que subirá el tipo de cambio oficial aventurando que bajará el denominado blue. A los valores del último cierre, si cumplen con esta insólita promesa de campaña, en el primer día de gestión de la presidencia de Macri el aumento de la paridad cambiaria sería del 46 por ciento, en relación a la cotización que surge del contado con liquidación y el dólar Bolsa, o de casi 60 por ciento, en comparación a la cotización de transacciones ilegales. No hay antecedentes desde la recuperación de la democracia de una propuesta de campaña para la elección de presidente (83, 89, 95, 99 y 03) con un impacto tan regresivo sobre los grupos sociales vulnerables (clases medias, trabajadores, jubilados, comerciantes y pymes). Esos porcentajes de variación del precio del dólar los ubicaría entre la devaluación diaria más fuerte de la historia económica argentina, que teniendo en cuenta las traumáticas experiencias en esa materia, significaría un impactante shock inflacionario con el consiguiente derrumbe del poder adquisitivo de los trabajadores y jubilados.

La principal medida económica adelantada por Macri y su equipo de economistas es una megadevaluación. En caso de cumplirla se incorporará en la tabla de las seis mayores devaluaciones de la historia desde la década del cincuenta. La primera fue en octubre de 1958, cuando el flamante gobierno de Arturo Frondizi modificó la paridad cambiaria en 68,2 por ciento y la inflación se aceleró a 113,7 por ciento anual. Esta fue la primera vez en la historia argentina en que la suba de precios superó los dos dígitos. La segunda fue en abril de 1962 con el gobierno de José María Guido y el ministro de Economía, Federico Pinedo, que liberalizó el mercado cambiario y con fuertes devaluaciones mensuales el alza del tipo de cambio nominal fue de 64,5 por ciento en el año. La siguiente fue en junio de 1975, cuando el ministro de Economía, Celestino Rodrigo, ajustó 99,3 por ciento el tipo de cambio nominal, junto a una liberación de precios y suba de tarifas, con congelamiento de salarios. En 1981, el nuevo ministro de Economía, Lorenzo Sigaut, comenzó una sucesión de fuertes devaluaciones el 2 de abril hasta terminar el año con un aumento del tipo de cambio nominal de 225,8 por ciento. La quinta gran devaluación fue en febrero de 1989 cuando la paridad cambiaria subió 61,1 por ciento en relación con el mes anterior. Por último, la de enero de 2002 con el estallido de la convertibilidad y posterior devaluación violenta: la paridad trepó de 1 a 3 pesos por dólar de diciembre de 2001 a marzo de 2002.

Mauricio Macri y su equipo de economistas se sumarían a ese ranking con la megadevaluación que anuncian aplicar. Daniel Scioli y sus economistas plantean en cambio una política gradualista sobre la paridad cambiaria, descartando movimientos bruscos (ver nota aparte). No es lo mismo shock que gradualismo en relación al impacto sobre el bienestar general. Elevar 10 por ciento el tipo de cambio y luego continuar con ajustes periódicos en línea con la evolución de la inflación es un camino que se enfrentará con tensiones, pero la administración de la política cambiaria seguirá en manos del Banco Central. La megadevaluación de Macri dejará a merced del mercado financiero una variable clave y provocaría una caída abrupta del salario. Sería un potente perturbador de la estabilidad económica. La confusión y el ocultamiento de los efectos negativos de la megadevaluación es la estrategia política y comunicacional para obtener el aval a semejante ajuste regresivo de una porción importante de la población, en especial de quienes serían los primeros perjudicados.

Prat-Gay, el apoderado de la cuenta con fondos evadidos al fisco y fugados de 68,3 millones de dólares de Amalita Lacroze Fortabat y su nieta en el HSBC Ginebra, fue el encargado de detallar los argumentos de esa política. Con hábil manejo de la agnotología, que consiste en la fabricación deliberada de la incertidumbre, la duda y la ignorancia en la población con un fin determinado, el ex ejecutivo del banco JP Morgan afirmó que la fuerte suba de la paridad no será inflacionaria porque la mayoría de los precios ya está remarcado a la cotización del blue; que la devaluación ya la hizo el Gobierno; que nadie accede a un dólar a la cotización oficial de 9,60 pesos; y que ya no quedan reservas en el Banco Central por lo que el próximo gobierno encontrará una caja vacía.

Son sentencias insólitas que varios analistas las amplifican, interviniendo sin ninguna inocencia en la campaña electoral, y muy pocos las interpelan. El aspecto más notable es que, por ejemplo con la afirmación de que el Banco Central ha sido vaciado o que el monto de reservas es virtual, la información oficial diaria que difunden todos los medios de comunicación la desmiente. Todos los días hábiles se detalla la cantidad de trabajadores y monto adquirido por la ventanilla del dólar ahorro. En lo que va del mes más de 550 millones de dólares. A principios de octubre, el Banco Central desembolsó unos 6500 millones de dólares para cancelar el Boden 2015, y en estos días entregará 250 millones por la renta del bono Bonar 24. Trabajadores en relación de dependencia e inversores reciben en su cuenta los billetes verdes sin ninguna demora. Si el Central no tuviese los dólares no se hubiera podido concretar esas operaciones. Los dólares han salido de las reservas para esos pagos y seguirán saliendo para los próximos.

La afirmación que nadie puede comprar dólares a la paridad oficial también queda refutada por los hechos. Importadores, turistas y trabajadores no pueden comprar todos los dólares que quisieran, pero la suma a la que acceden es al valor del tipo de cambio oficial. El monto involucrado en esas transacciones no es irrelevante. Es el grueso de las transacciones concretadas en el mercado cambiario. De enero a noviembre de este año se importaron al tipo de cambio oficial insumos, máquinas y bienes finales por 45.000 millones de dólares. Y desde enero del año pasado, el rubro dólar ahorro acumula 8700 millones, billetes entregados a la cotización oficial más un 20 por ciento, diferencia que es devuelta por la AFIP a los trabajadores al momento de la liquidación anual de la declaración del Impuesto a las Ganancias o de Bienes Personales. Situación similar se registra en la categoría del dólar turista y tarjeta, en este caso con una diferencia del 35 por ciento que posteriormente es reintegrado por la AFIP. Todos han comprado y siguen comprando dólares a la paridad oficial.

Que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ya devaluó es sólo una consigna electoral para distraer sobre lo que aspira a implementar el equipo de economistas de Macri: hacer creer a la población que la megadevaluación planeada no sería una decisión de Macri, sino que ya fue realizada. Algunos pueden disfrutar cuando son engañados y otros pueden preferir transitar la ignorancia, pero lo cierto es que eliminar las restricciones cambiarias y que el mercado pase a determinar la paridad del peso con el dólar es la propuesta económica de Macri. Esta medida es la que causaría una fuerte devaluación.

La definición más perturbadora para grupos sociales vulnerables la ofreció Prat-Gay cuando dijo que “va a subir el oficial, que no afecta prácticamente a nadie, y bajará el otro (el blue), que afecta a la mayor parte de la población”. Aseguró que esos movimientos no provocarían inflación porque la mayoría de los precios de la economía están referenciados en el dólar blue o en la cotización del contado con liquidación. No hay ningún economista desde los heterodoxos hasta lo más ortodoxos serios que compartan esa posición. La situación es al revés de lo que plantea el porteño Prat-Gay: la mayoría de los precios de la economía están en línea con el tipo de cambio oficial, incluso los de los bienes que se comercializan en Santiago del Estero. Una megadevaluación promoverá entonces un muy fuerte aumento de la inflación. La estructura de producción de bienes de la economía argentina brinda la información necesaria para saber que una parte de la devaluación se traslada necesariamente a precios por el componente importado, a lo que se agrega la habitual especulación empresaria que termina impactando en precios el ciento por ciento del ajuste cambiario.

La doctrina Prat-Gay, avalada por el resto de los economistas de Macri, dice que la megadevaluación no se reflejaría en los precios porque los importadores y las empresas cuya producción requiere de insumos importados se abastecen pagando a un dólar con cotización del contado con liquidación (13,90 pesos), cuando se sabe que no es así. Esas firmas no lo pueden hacer de ese modo porque estarían violando la ley penal cambiaria y, fundamentalmente, porque acceden a dólares al tipo de cambio oficial, algunos con cupos y otros con mucha paciencia en el marco de la administración del comercio exterior. Los antecedentes históricos y el más reciente de enero de 2014 revelan que la abrupta suba del tipo de cambio provoca un shock inflacionario.

En función del porcentaje de los componentes importados, las empresas trasladan inicialmente a los precios de sus bienes el alza del dólar. Javier Lewkowicz publicó en la edición del 5 de febrero del año pasado de este diario “El teorema de los precios” detallando cómo impactaba la devaluación del mes anterior en diferentes sectores. En los productos de consumo masivo (alimentos, bebidas, artículos de limpieza y perfumería), la incidencia del componente importado es del 10 al 20 por ciento. Pese que el alza de precios debería ser en magnitud a esa carga importada que es solamente un parte de los envases o la amortización de algunos bienes de capital necesarios para la producción, las empresas líderes lo trasladan en su totalidad. Lo mismo sucede con las siderúrgicas y petroquímicas que se manejan directamente con listas de precios en dólares. Son sectores donde el contenido importado es elevado: en la siderurgia es del 60 al 65 por ciento, mientras que en las petroquímicas, del 75 al 80 por ciento. En productos de línea blanca y de electrónica el contenido importado también es muy importante debido a que la mayoría de las partes y piezas no se produce en el país. En los costos totales en la industria automotriz los insumos importadores representan poco más del 40 por ciento, mientras que en medicamentos es del 20 al 25 por ciento.

Una megadevaluación determinará inicialmente una suba fuerte de precios. Después, la apertura comercial, que también prometieron los economistas de Macri, podrá mantener los precios en ese escalón más alto sin más subas porque lograrían contenerlos abriendo la economía a productos importados. Los efectos de esa política serían devastadoras para la industria nacional y para el empleo. En el caso poco probable de poder estabilizar el tipo de cambio manejado por el mercado financiero, no subiría más la inflación luego de ese shock inicial pero aumentaría la desocupación y el cierre de fábricas. De ese modo, luego de las primeras negociaciones paritarias, los trabajadores estarían en desventaja relativa para mejorar el poder adquisitivo de sus salarios. Así los economistas de Macri alcanzarían su principal objetivo, que ya lo expresó sin inhibiciones Carlos Melconian: disminuir los salarios en dólares, forma elegante de proponer una regresiva distribución de la riqueza.

https://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-285686-2015-11-08.html
------------------------------
09 de mayo de 2018
Bala de plata
Por Alfredo Zaiat

El acuerdo con los fondos buitre era para no necesitar el financiamiento del FMI. Apenas dos años duró el flujo de fondos del mercado financiero internacional para la economía macrista. Wall Street cerró el grifo de dólares financieros, así la dejó desnuda y los buitres vuelven a revolotear sobre la Argentina. Los movimientos desesperados del gobierno para frenar la sangría no tienen el efecto esperado. El dólar no dejó de subir y los activos bursátiles no dejaron de bajar después del anuncio de un paquete de ajuste con recorte del gasto público de 30 mil millones de pesos en obras públicas y con suba de la tasa de interés arriba del 40 por ciento anual. Ayer, en otro intento de detener la corrida, el Banco Central vendió 200 millones de dólares a futuro (mayo) a 22,85 pesos, el gobierno se abrazó al FMI y, luego de un par de horas de pausa en el escenario de pánico financiero, las cotizaciones del billete verde, de acciones y de bonos retomaron la tendencia negativa. Convocar a la billetera del FMI, prestamista de última instancia de los países con problemas de acceso al crédito internacional, es la bala de plata de la economía macrista.

La última muestra de amor de Wall Street con la Argentina fue de 9000 millones de dólares, el 4 de enero pasado. En marzo, el ministro de la Deuda, Luis Caputo, viajó a Nueva York junto con sus colaboradores más estrechos para reunirse con bancos y administradores de grandes fondos de inversión para seguir pasando la gorra. La respuesta que recibieron fue que no intente emitir más deuda argentina en el exterior. La versión oficial maquilló ese fracaso de seducción a capitales financieros diciendo que el gobierno decidió no colocar nuevos bonos en el exterior para no afectar las cotizaciones de los papeles ya emitidos.

PUBLICIDAD

Como indiqué en la edición del domingo pasado, el único pulmotor para mantener con vida la economía macrista, que estructuralmente es insustentable por la fragilidad de su sector externo, es el financiamiento del exterior. Si esa vía de auxilio queda desconectada, como ha sucedido en estos meses, el ahogo es tan inmediato como implacable. El cierre del flujo de fondos desde Wall Street no fue sólo para el gobierno, sino que se extendió a empresas y provincias. La sequía de dólares financieros es generalizada. No sólo no vienen, sino que huyen luego de aprovechar la extraordinaria bicicleta especulativa ofrecida por el Banco Central de Federico Sturzenegger.

El presidente Mauricio Macri tomó nota tarde de ese portazo en sus narices y, ahogado por la velocidad y contundencia de la corrida cambiaria, anunció que Argentina se vuelve a inclinar ante el Fondo Monetario Internacional. La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, es la primera que puede mostrar en los hechos que cumple con la consigna “vamos a volver, a volver…”

El riesgo país, que mide la tasa adicional que Argentina tiene que pagar respecto a la base de un bono a 10 años del Tesoro de Estados Unidos, ya se ubica al nivel más alto desde que asumió Macri. Es el mensaje más claro de que los capitales financieros dudan acerca de la capacidad de repago de la deuda argentina. El gobierno quiere recuperar parte de esa confianza con el pedido de una línea de apoyo al FMI que, en la city, estiman de unos 30 mil millones de dólares. El abogado especializado en finanzas Sebastián Soler ofreció un dato revelador en su cuenta de Twitter: si se confirmara el pedido argentino, ese monto sería superior al total de deuda que mantienen 13 países atados al FMI, que suma 27.500 millones de dólares.

El economista Mariano Kestelboim también ofreció otro dato clave: esos 30 mil millones de dólares son equivalentes a los 680 mil millones de pesos en Lebac, 55 por ciento del stock total de esa deuda de cortísimo plazo del Banco Central, que vencen el martes próximo. El anuncio del comienzo de la negociación para recibir el préstamo del FMI y la muy fuerte suba de la tasa de interés por arriba del 45 por ciento pretende seducir a inversores en Lebac para que no abandonen ese activo para pasarse al dólar. Es lo que ya hicieron el JP Morgan y otros grandes operadores del mercado financiero del exterior cuando aceleraron el desarme de sus posiciones en esos activos en pesos, decisión que se reflejó en la fuerte caída de las reservas internacionales.

Como se sabe, la contrapartida para recibir recursos del FMI es un ajuste mayor y aceleración de reformas estructurales, como la flexibilización laboral y la privatización parcial de las jubilaciones. El FMI presta dólares a cambio de un monitoreo semestral de la marcha de la economía, según las pautas para recibir el préstamo contingente.

No habrá controversias entre el equipo económico y los técnicos del FMI sobre el alcance de los deberes a cumplir por parte del gobierno de Macri.

Esto quedó demostrado en las reformas laboral, tributaria y previsional anunciadas por Macri en el Centro Cultural Kirchner en la semana posterior a las elecciones de medio término, en octubre pasado, que fueron favorables para el oficialismo. Esas iniciativas fueron propuestas por el Fondo un año antes, cuando concluyó la primera auditoría de la economía argentina luego de años en que los gobiernos kirchneristas la habían rechazado.

Existe coincidencia sobre el rumbo, como lo expresó Lagarde, en su visita al país, en marzo pasado. El acuerdo político con la condición del FMI está cerrado; ahora queda la parte más compleja, que es la negociación con el staff técnico. Las diferencias aparecerán cuando tengan que definir el ritmo para implementar las medidas. Ahora, ese tiempo lo marcará el Fondo. De eso se trata la auditoría fondomonetarista. Entrega en cuotas el monto definido del crédito contingente después de verificar el cumplimiento de las metas comprometidas por el país.

En el último reporte sobre la economía argentina, el Fondo reclamó acelerar las reformas (laboral y previsional), avanzar en una mayor apertura comercial y profundizar la reducción del gasto público. Si a la política económica de shock desplegada hasta ahora, el gobierno, su inmensa red de propaganda pública y privada y economistas del establishment la denominaron “gradualista”, a la nueva etapa económica que promete shock habrá que buscarle un nuevo término.

Otra enseñanza que otorga conocer el destino de los créditos de emergencia que entregó el FMI al país es que esos dólares sirven para financiar la última etapa de la fuga de capitales de los grandes jugadores del mundo financiero. Es una historia conocida.

https://www.pagina12.com.ar/113511-bala-de-plata

“Están en una trampa inmensa”



08 de mayo de 2018
Entrevista al ex presidente del Banco Central Alejandro Vanoli
“Están en una trampa inmensa”
El último titular del BCRA antes del desembarco del equipo de Federico Sturzenegger en la entidad advierte que la suba de la tasa frenará la economía. Afirma que, cuando hay una situación muy crítica, no hay tasa que impida la crisis.
Por Cristian Carrillo
“Fue otro error renunciar a los futuros, porque permiten intervenir sin malgastar dólares”, explica Vanoli.

“La suba de tasas es pan para hoy y hambre para mañana. Cuando hay desequilibrios económicos como los actuales, no hay tasa de interés que impida una crisis”, aseguró a este diario el ex presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, quien agregó que “solamente abortará cualquier crecimiento incipiente”.

El Gobierno aplicó un paquete de auxilio el viernes para detener la corrida cambiaria. Sin embargo, la política de apertura comercial y la desregulación financiera convierten esas medidas en un salvavidas de plomo para la actividad económica y sólo aceita la bicicleta financiera. “En nuestro país el impacto de la suba de tasas en Estados Unidos fue mayor por las medidas tomadas previamente. Hubo un momento de ingreso de capitales externos proveniente de deuda y de flujo de fondos con destino a la bicicleta financiera y el Gobierno se confió y relajó los controles”, detalla el ex funcionario.

“Otro error fue el haber eliminado los plazos para que los exportadores liquiden sus divisas, con lo que renunció al ingreso genuino de dólares y estimuló el fondos especulativos”, agregó Vanoli, quien anticipó que el aumento del tipo de cambio sólo acelerará la inflación.

–¿Cómo se explica la corrida de estos días?

–Básicamente, hubo un cambio de contexto internacional. La Reserva Federal estadounidense aceleró la suba de la tasa de interés y complicó las condiciones de financiamiento externo.
La movida era predecible y estaba descontada y los países con alto déficit de cuenta corriente y fiscal, que además requieren de financiamiento externo, quedaron muy comprometidos para financiar sus déficits. Argentina y Turquía fueron los más afectados. En nuestro país el impacto fue mayor por las medidas tomadas previamente por el Gobierno.

–Entonces, ¿no fue culpa de la suba de tasas en Estados Unidos?

–La raíz de esta crisis son los problemas locales que se gatillaron con el cambio de escenario externo. La combinación de una política de apertura importadora, que disparó el déficit comercial, y una desregulación financiera, que amplificó la bicicleta a capitales especulativos y que hoy están saliendo, generó el actual escenario doméstico. A esto se suma la renuncia del Banco Central al manejo de distintos instrumentos que le hubieran permitido amortiguar el cambio de escenario global.

–¿Cómo se podría haber evitado?

–Las intervenciones cambiarias fueron tardías. Hubo un momento de ingreso de capitales externos con destino a la bicicleta financiera y el Gobierno se confió y relajó los controles. Ahora se revirtió y esos capitales se están yendo con la misma facilidad con la que entraron. Por eso, cuando comenzó a intervenir, los inversores especulativos ya estaban preparados para la salida. Otro error fue el haber eliminado los plazos para que los exportadores liquiden sus divisas, con lo que renunció al ingreso genuino de dólares y estimuló el fondos especulativos.

–¿Cómo evalúa el paquete de medidas anunciado el viernes?

–Hasta acá reaccionó con tres medidas: suba de tasas al 40 por ciento, la reducción del gasto público en obras y limite a la tenencia de dólares por parte de los bancos. La suba de tasas es pan para hoy y hambre para mañana. Cuando hay desequilibrios como los que tiene actualmente la Argentina, no hay tasa que impida una crisis. Además aborta cualquier crecimiento incipiente. La reducción del gasto público es particularmente recesiva. Respecto de la tenencia de los bancos, lo único que hicieron fue reponer una medida que habíamos implementado y que se encargaron de desmantelar desde 2016.

–¿Con estas medidas de ajuste se contendrá la inflación?

–Parece que ahora se preocupan por la inflación y buscan posponer nuevos aumentos de los precios. Eso lo tendrían que haber hecho antes. Ahora, cualquier aumento del tipo de cambio se traduce en una mayor aceleración inflacionaria.

–El Central adelantó la posibilidad de volver a intervenir en el mercado de futuros, pese a ser una herramienta muy criticada por Cambiemos.

–Fue otro error renunciar a los futuros, porque permite intervenir sin malgastar dólares
. El objetivo es generar oferta en el mercado para compensar el exceso de demanda, como tuvimos en 2015. Lo hacen todos los bancos centrales del mundo.

–¿Es viable el contexto actual para comenzar a usar esa herramienta?

–Para aplicarla debe haber consistencia en toda la política económica y no la hay. Hoy hay inconsistencia en la política fiscal y en la política económica en general. Están estimulando un proceso inflacionario con la consecuente depreciación del tipo de cambio. Están en una trampa inmensa, porque subiendo la tasa de interés se compra tiempo con mayor endeudamiento, pero si no lo hace, se estimula un proceso inflacionario.

–El martes próximo vencen 680 mil millones de pesos en Lebac. ¿Cuál es el riesgo de no lograr refinanciarlos?

–Otro grave error: las Lebac pueden ser compradas por inversores del exterior, que son los demandantes más volátiles y que no renovarán todos sus vencimientos para sumarse a la fuga. La formación de activos externos del primer trimestre fue de 7000 millones de dólares, un 45 por ciento más que el año pasado. Los inversores del exterior se van a ir y los bancos, tal vez, renueven. No es de extrañar que les pidan a los bancos renovar, para mostrar un buen resultado ese día, pero con el compromiso de salir (vender en el secundario). Por último, habrá que ver cómo se comportan los inversores más pequeños o particulares en un escenario de tanta incertidumbre.

https://www.pagina12.com.ar/113230-estan-en-una-trampa-inmensa


------------------------------------------------------
Las 5 medidas que dispuso el Banco Central para un mercado cambiario sin restricciones
La autoridad monetaria instrumentó la decisión que adoptó el directorio en la reunión del último jueves de eliminar las trabas remanentes del cepo
8 de agosto de 2016
Las entidades tendrán libertad para flexibilizar el horario para operar en cambios por internet (BCRA)
Las entidades tendrán libertad para flexibilizar el horario para operar en cambios por internet (BCRA)
A través de la Comunicación A 6037, la entidad que preside Federico Sturzenegger derogó las normas remanentes que integraban el cepo cambiario que guió a la actividad económica entre fines de octubre de 2011 y que aún estaban vigentes.

Además, el directorio acordó un nuevo ordenamiento con el objetivo de simplificar el mercado de cambios, eliminar requisitos burocráticos y reducir los costos operativos para todos los actores.


Entre las medidas adoptadas se destacan:


1.La eliminación de la obligación de justificar con documentación cada operación de cambio. A partir de ahora toda transacción con divisas en bancos y casas de cambio se procesará automáticamente. "Quien la realice sólo tendrá que especificar, con carácter de declaración jurada, el concepto al que corresponde la operación (atesoramiento, comercio exterior, etc.), entre otros datos básicos", especificó la autoridad monetaria.

“Sólo habrá el concepto al que corresponde la operación, comercial, ahorro, crédito”
2. La derogación de los topes mensuales para operar, aplicándose en este sentido únicamente las disposiciones que limitan el uso del efectivo como parte de la política antilavado. Con estas simplificaciones desaparecerán los motivos para canalizar operaciones cambiarias por vías alternativas al mercado único y libre de cambios (como el 'contado con liquidación'), con lo cual el mercado será verdaderamente único y libre.

Se eliminaron los topes diarios y mensuales para operar
3. Modificará el nomenclador que detalla los motivos para los cuales se puede comprar o vender moneda extranjera, pasándose de 315 conceptos (muchos de ellos vinculados a regulaciones específicas del control de cambios) a unos 70, de fácil interpretación, siguiendo los criterios que aplican las naciones desarrolladas.

4. Permitirá a la banca por internet y a las casas de cambio que elijan libremente el horario para operar.

5. Derogó la Comunicación A 4805 que limitaba la realización de operaciones de derivados con el exterior, negando la cobertura de riesgos a muchas compañías, en especial pymes.

Destaca la autoridad monetaria que "impulsa estas modificaciones con la certeza de que la desburocratización del mercado de cambios ayudará al desarrollo del sector financiero, uno de sus ejes de gestión esenciales, y facilitará todas las actividades productivas vinculadas de una u otra manera a los mercados internacionales"

https://www.infobae.com/noticias/2016/08/08/las-5-medidas-que-dispuso-el-banco-central-para-un-mercado-cambiario-sin-restricciones/


--------------------------------------------------------------------------------------------
Paso a paso: cómo fueron los cuatro años de cepo cambiario

Por Jorgelina do Rosario 16 de diciembre de 2015
jdorosario@infobae.com
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
NA
NA
El objetivo principal fue frenar la fuga de dólares. El equipo económico de la ex presidente Cristina Kirchner, con Amado Boudou al frente, fue el encargado de hacer el anuncio. La intervención del mercado cambiario para la adquisición de divisas acumuló en los últimos cuatro años hitos que marcaron a fuego a la economía argentina.

Con todo, el cepo aceleró la suba del dólar libre y amplió el mercado. Mientras que a fines de octubre de 2011 el dólar blue se vendía a $4,40 en la City (con una brecha del 3% contra el oficial), la divisa escaló hasta los 14,45 pesos para la venta, y la brecha llegó a superar el 100% en los momentos más calientes de la economía, como en la devaluación de un 23% de principios de 2014.

A continuación, Infobae realizó un resumen de las principales medidas y acontecimientos en los cuatro años de restricciones al mercado cambiario:

28/10/2011: la AFIP sólo autoriza la compra de moneda extranjera a las empresas o personas que tengan la capacidad contributiva para hacerlo. El entonces ministro de Economía, Amado Boudou, explica que se busca dar "transparencia al mercado".

09/02/2012: las empresas que deban adquirir dólares para girarlos al exterior –por el pago de importaciones o en concepto de distribución de utilidades- tienen que contar con el aval del Banco Central. La medida no se presenta por escrito.

El Banco Central acumula ocho ruedas con acumulación de reservas en divisas DyN 162
El Banco Central acumula ocho ruedas con acumulación de reservas en divisas DyN 162
25/05/2012: el organismo recaudador fija nuevos controles para quienes decidan viajar al exterior y habilita un nuevo régimen de compras de dólares a través de la página web de la AFIP. El sistema autoriza o no la adquisición de divisas con fines turísticos.

28/05/2012: el cepo cambiario se extiende a las operaciones con créditos hipotecarios. Quienes accedan a un financiamiento para la compra de un inmueble o terreno necesitan un aval de la AFIP para comprar dólares con los pesos otorgados por el banco.

NA 162
NA 162
15/06/2012: la AFIP elimina de la página web la opción de compra de moneda extranjera para "ahorro". En el menú de opciones aparecen sólo viajes, adquisición de bienes y otros destinos. Los viajantes deben informar detalles de su paquete turístico.

26/07/2012: la AFIP envía notificaciones a contribuyentes que pidieron moneda extranjera para fines turísticos fuera de la Argentina y luego no viajaron. El organismo detectó irregularidades en el 20% de unas 84.000 solicitudes.

162
162
30/08/2012: el Gobierno anuncia que los consumos con tarjetas de crédito o débito en el exterior tienen un recargo del 15% sobre el total. El adicional es a cuenta de Ganancias o Bienes Personales. El tipo de cambio real para esas operaciones llega a los $5,35.

07/09/2012: para evitar "prácticas abusivas", el BCRA revoca las autorizaciones a bancos y casas de cambio privadas para que operen en aeropuertos y puertos de la Argentina. Sólo los bancos públicos podrán operar con divisas en las terminales.

El nuevo BNA tendrá un instituto de análisis de la macroeconomía Adrián Escandar 162
El nuevo BNA tendrá un instituto de análisis de la macroeconomía Adrián Escandar 162
18/03/2013: el recargo a compras en el exterior con tarjetas de crédito y débito sube del 15 al 20 por ciento. El dólar "turista" también se extiende a los pasajes, paquetes turísticos y otros servicios vinculados al sector.

08/05/2013: luego del anuncio del equipo económico para blanquear dólares, el dólar libre subió 37 centavos hasta los $10,45 y la brecha con el oficial superó el 100 por ciento. Los controles oficiales luego bajarían la divisa por debajo de los 8 pesos.

25/05/2013: las emisoras de tarjetas de crédito anuncian nuevos límites para extraer divisas fuera de la Argentina por el impulso del "dólar Colonia". Para los países limítrofes son u$s50 mensuales por cuenta y entidad, y de u$s800 para el resto del mundo.

162
162
29/09/2013: en una entrevista con Jorge Rial, la presidente Cristina Kirchner dijo que "no hay ningún cepo cambiario". "Hay muchas formas de comprar dólares, para importar por ejemplo. El dólar para atesoramiento no tiene sentido más que para tenerlo", explicó.

22/10/13: el dólar libre sube con fuerza y luego de cinco meses, vuelve a pasar la barrera de los 10 pesos. Alejandro Vanoli, presidente de la Comisión Nacional de Valores, aseguró que informar la cotización del "blue" es como publicar el precio de la cocaína.

NA 162
NA 162
23/01/2014: las empresas suspenden las ventas por la devaluación de un 23% del dólar oficial. El entonces jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, asegura que no es una depreciación del peso "inducida por el Estado".

27/01/14: comienza a aplicarse el dólar ahorro. El ministro de Economía, Axel Kicillof, anuncia que se establece una percepción del 20% para las personas físicas que busquen comprar dólares para atesoramiento, en concepto de Ganancias y Bienes Personales.

01/10/14: Juan Carlos Fábrega renuncia a la presidencia del Banco Central, y es reemplazado por Alejandro Vanoli. La presidente Kirchner lo acusó de no controlar "maniobras" en casas de cambio y bolsas en las operaciones de contado con liqui y dólar Bolsa.

05/01/15: para frenar la fuga de dólares, el Gobierno restringió la compra de bonos y títulos. Fueron las primeras restricciones en torno a las operación del dólar contado con liqui y dólar Bolsa.

14/06/15: la Corte Suprema de Justicia ratifica que las operaciones de "contado con liqui" son legales. El Máximo Tribunal rechazó así un planteo de Carlos Gonella, titular de la Procelac. Durante dos días las operaciones estuvieron congeladas.

01/12/2015: a días de asumir Mauricio Macri como presidente, la AFIP restringe la venta de dólar ahorro a través de la página web, que se encontraba "sobrecargada". El organismo nunca explicó si se profujeron problemas técnicos en la web, y la venta se abrió nuevamente el 9 de diciembre por la tarde.
https://www.infobae.com/2015/12/16/1776957-paso-paso-como-fueron-los-cuatro-anos-cepo-cambiario/

----------------------------------------
DESDE 2011 HASTA LA ACTUALIDAD viernes 24 de Enero de 2014
Cronología del cepo cambiario
Las restricciones en el mercado cambiario, sobre las que el Gobierno anunció una relajación a partir del lunes, comenzaron en octubre de 2011 y se profundizaron durante 2012. Las primeras medidas las adoptó la AFIP, con la Resolución General 3210, luego de las elecciones que determinaron la reelección de la presidenta Cristina Kirchner. A partir de entonces, el Banco Central y la AFIP iniciaron una mayor supervisión sobre las operaciones en dólares.

Octubre de 2011

Se ordena que todas las operaciones cambiarias deben tener una autorización previa de la AFIP.

Febrero de 2012

Se dictaminó que las empresas no podrían comprar divisas para girar regalías y dividendos al exterior.

Marzo de 2012

La autoridad monetaria estableció que sólo se podía extraer moneda extranjera en cajeros del exterior contra cuentas locales en dólares y siempre que esas cuentas tuvieran fondos, al tiempo que se comenzaron a bloquear los giros minoristas fuera del país.

Mayo de 2012

La AFIP bloqueó de hecho la compra de dólares para el atesoramiento y anunció más controles a los "arbolitos". Por otra parte, se estableció un régimen de información previa para la compra de divisas para viajes al exterior por razones de salud, estudios, congresos, conferencias, gestiones comerciales, deportes, actividades culturales, actividades científicas o turismo.

Julio de 2012

El Banco Central oficializó la prohibición de comprar dólares para ahorrar (Comunicación A 5318) y estableció que todas las compras de divisas debían hacerse con dinero bancarizado.

Agosto de 2012

Se establecieron las declaraciones juradas para quienes quieren comprar dólares para viajar al exterior. Luego, se anunció la aplicación de un recargo del 15 por ciento, en concepto de anticipo de Ganancias y Bienes Personales, para las compras con tarjeta de crédito en el exterior.

Marzo de 2013

Se elevó el recargo por compras en el exterior al 20%.

3 de diciembre de 2013

Se amplió hasta el 35% el adicional que se cobra como anticipo de impuesto a las ganancias o a bienes personales.

24 de enero de 2014

Se flexibiliza el cepo con el permiso de la compra de divisas para atesoramiento, aunque con la autorización previa del ente recaudador. Además, se retrotra al 20% el recargo de las compras en el exterior.


http://www.ambito.com/725881-cronologia-del-cepo-cambiario

20 de junio de 2017

Un mal que dura cien años...







20 de junio de 2017 · Actualizado hace 3 hs
El Gobierno colocó un bono en dólares a cien años, con un rendimiento del 7,9 por ciento
Deuda para que paguen veintiséis presidentes
La emisión de un título a un siglo es algo inédito para la Argentina. La colocación por 2750 millones de dólares se realizó a una tasa de interés muy superior a la de otros países. La extensión del plazo no permitió bajar el costo.
Por Tomás Lukin
Luis Caputo, ministro de Finanzas, celebró la operación como una muestra de “confianza y credibilidad”.
Luis Caputo, ministro de Finanzas, celebró la operación como una muestra de “confianza y credibilidad”.
Imagen: AFP
La liberalización de los movimientos de capitales y la desregulación cambiaria que tuvieron lugar en diciembre 2015 fueron la piedra basal para el ciclo de endeudamiento externo iniciado con el pago a los fondos buitre. Desde entonces el Gobierno de Mauricio Macri entregó deuda en moneda extranjera para todos los paladares. Entre los bonos ofrecidos al mercado hubo colocaciones en dólares, euros y francos suizos con plazos de entre 3 y 30 años. Las tasas de interés pagadas no mostraron las bajas prometidas y la economía no despegó pero Argentina se convirtió en el país emergente que más deuda en moneda extranjera emitió en los últimos 18 meses. El Ministerio de Finanzas decidió coronar el proceso de reinserción plena en los mercados financieros internacionales con el lanzamiento de un título en dólares a 100 años. La operación a cargo del cuarteto compuesto por HSBC, Citigroup, Santander y Nomura permitió captar ayer 2750 millones de dólares, aunque los bancos extranjeros recibieron órdenes de compra por una suma cercana a los 10.000 millones de dólares. “Una emisión de este tipo es posible gracias a que logramos recuperar la credibilidad y la confianza del mundo en Argentina y en el futuro de nuestra economía”, celebró el ministro de Finanzas, Luis Caputo. Ni la credibilidad ni la confianza permitieron una reducción significativa en el costo del financiamiento. Los bonos centenarios tienen un cupón de interés de 7,125 por ciento anual y, como los títulos se vendieron por debajo de su valor nominal, el rendimiento asciende a 7,9 por ciento.

LEER MÁS
Rechazo generalizado de economistas, de izquierda a derecha | “Hay que revisar esta emisión”
Por Federico Kucher
La emisión de un bono a cien años era algo inédito hasta ahora en Argentina. El título terminará de pagarse en 2117. Quiere decir que, si no se modifica la Constitución o no hay una recompra anticipada, habrán transcurrido 26 mandatos presidenciales cuando ese pasivo se cancele de manera definitiva. Asumiendo que las fronteras y finanzas europeas se mantengan inalteradas, Irlanda y Bélgica habrán cancelado el año anterior sus respectivas colocaciones en euros. Las emisiones realizadas por esos países el año pasado fueron simbólicas: 100 millones de euros con tasas de interés del 2,3 por ciento. Quien también terminará de abonar sus bonos centenarios en 2116 es México, que tomó 1500 millones de euros pagando tasas inferiores al 5 por ciento. “Estamos más cerca de países normales como Bélgica o México que de Venezuela, con quien el gobierno anterior solía endeudarse a 5 años y a tasas de un 15 por ciento. Es un sello de confianza no sólo en esta administración sino también en el futuro del país”, enfatizó el ministro de Finanzas, para quien el endeudamiento externo es una condición necesaria para crecer y generar empleo. A pesar del entusiasmo oficial, la exitosa reinserción del país en el mercado financiero internacional no solo no ofreció esos resultados sino que los fondos obtenidos fueron utilizados para financiar la fuga de capitales y la remisión de utilidades en el marco de una asfaltada y bien señalizada bicisenda financiera. La medida recibió duros cuestionamientos de todo el arco opositor e incluso de economistas del establishment (ver aparte).

PUBLICIDAD

Una descripción más precisa sobre el origen y los objetivos de la operación provino desde una de las entidades colocadoras. El Jefe Global del Debt Syndicate del HSBC, Adam Bothamley, indicó ayer que la operación fue ofrecida al gobierno argentino por los bancos al tiempo que consideró que la colocación “no es tanto sobre un título a 100 años, es una forma de expresar con fuerza la trayectoria de la historia a los inversores”. Es el broche de oro para el abandono de la política de desendeudamiento, una herencia que facilita al proceso iniciado el año pasado.

El regreso estelar de la Argentina a los mercados financieros internacionales podría registrar hoy un nuevo hito. El ministro Caputo está convencido que Morgan Stanley mejorará el status del mercado bursátil local, que pasará de ser considerado “fronterizo” a “emergente”, incentivando mayores flujos de capitales hacia activos locales.

Durante una conversación que mantuvo con periodistas acreditados en el Palacio de Hacienda, el jefe de gabinete de Finanzas, Pablo Quirno, desestimó los cuestionamientos a la operación al sostener que “uno toma las decisiones con la información del momento, ya que con el diario del lunes todo sería más fácil”. En el caso de la deuda externa, la “información del momento” excede a la que muestran las pantallas Bloomberg utilizadas por los operadores del mercado. Los datos históricos son contundentes: los ciclos de endeudamiento externo como el que caracterizó a la Argentina entre 1976-2001 no tuvieron un correlato con procesos de desarrollo económico, ampliación de la capacidad productiva y mejoras sostenidas de las infraestructuras. En cambio, incrementaron la vulnerabilidad externa, generaron nuevas fuentes de volatilidad macroeconómica, tensionaron las cuentas públicas y profundizaron los problemas en la balanza de pagos. Tomar deuda en sí no es malo, el problema es el uso que se da a esos flujos.

@TomásLukin

https://www.pagina12.com.ar/45247-deuda-para-que-paguen-veintiseis-presidentes


20 de junio de 2017 · Actualizado hace 15 hs
Opinión
La deuda eterna
Por Alfredo Zaiat
La cuenta oficial de Twitter del Ministerio de la Deuda, que en el organigrama oficial figura de Finanzas, informó que “Argentina anuncia una emisión de bonos en dólares a 100 años de plazo”. Si esta operación forma parte de la estrategia de marketing permanente de la Segunda Alianza, en este caso para mostrar que existe confianza del mercado financiero internacional en el futuro del país porque gobierna una fuerza de derecha, el costo de ese aviso de campaña es fenomenal. La tasa de interés es altísima, el plazo es extensísimo y la moneda de emisión del bono no es la propia. El gobierno de Macri no sólo ha colocado deuda por casi 100 mil millones de dólares en casi veinte meses de gestión, iniciando el tercer gran ciclo de endeudamiento argentino a un ritmo más veloz que el anterior que comenzó con la dictadura militar de 1976, sino que vino a ratificar que la deuda será eterna.

La tasa que se dejó trascender era del 8,25 por ciento anual, para finalmente pactarla en 7,125 por ciento. Como la colocación fue bajo la par, la tasa implícita subió a 7,90 por ciento anual. Ese será el costo que deberá pagar Argentina en cada año de los próximo cien por la emisión de deuda por 2750 millones de dólares. El ministro Luis Caputo, ex Deutsche Bank y JP Morgan, concretó la operación financiera más rentable para…los grandes fondos de inversión internacional. Es una tasa ruinosa para el país, al comprometer las finanzas nacionales a pagar intereses muy altos en un plazo ultralargo. Otro país latinoamericano que colocó deuda a 100 años fue México, consiguiendo una tasa de 5,75 por ciento anual. En Europa varios países han emitido ese tipo de títulos a tasas que no superan el 3 por ciento anual. Francia, Bélgica, Irlanda, Suiza, Italia han salido al mercado financiero con bonos a 50 y 100 años. Irlanda y Bélgica se han comprometido a pagar una tasa de 2,35 por ciento anual en papeles a 100 años. Caputo acordó con los bancos una tasa muy lejos de esos parámetros.

PUBLICIDAD

Los expertos en finanzas explican que la tasa de interés que debe definir un país soberano en la emisión de deuda tiene que ser igual o menor a la tasa de crecimiento esperada de su economía. De ese modo se afirma que la deuda es sustentable en el tiempo. Es evidente que no lo es la emisión de deuda pactada en secreto entre Caputo y bancos internacionales.

Los demandantes privilegiados de esos bonos son fondos de pensión que buscan elevadas rentabilidades por plazos larguísimos. Es un negocio diseñado para esos administradores del dinero de trabajadores esperanzados de obtener una jubilación decente en la etapa laboral pasiva. La dimensión del negocio es tan rentable para los financistas –no para Argentina– que según operadores de la city, luego de difundirse la noticia, en apenas una hora, se habrían generado órdenes de compra por más de 3000 millones de dólares, para sumar en total 10.000. Los bancos encargados de colocar la deuda eterna argentina fueron el Citi, HSBC, Santander y Nomura.

El gobierno de Macri había asegurado que una rápida solución al conflicto con los fondos buitre derivaría en la apertura del mercado de capitales y una baja sustancial de la tasa de interés. Sólo se verificó lo primero, que era lo único que le interesaba a los financistas. Argentina sigue pagando una tasa muy alta en comparación con otros países latinoamericanos, la misma situación previa a la capitulación a los pies de los fondos buitre en el tribunal del juez Thomas Griesa.

El festival de deuda desatado por la Alianza Cambiemos deberá ser revisada a futuro, no sólo por la emisión de un bono a un plazo ultralargo eludiendo la opinión del Congreso como exige la Constitución Nacional, sino por haber pactado tasas de interés muy onerosas que limitarán la soberanía y condicionarán los escasos márgenes de autonomía de la política económica. El gobierno de Macri no durará 100 años pero ya está dejando su herencia ruinosa para el país: la deuda eterna.

https://www.pagina12.com.ar/45251-la-deuda-eterna

19 de junio de 2017

El Gobierno emitió un bono a 100 años





Edición Impresa
Hoy:LÍBEROCULTURA Y ESPECTÁCULOSROSARIO12
Escuchá
AM 750
En vivo
ECONOMÍA
19 de junio de 2017 · Actualizado hace 3 hs
El Gobierno emitió un bono a 100 años
La deuda eterna
Con una tasa de interés del 8,25 por ciento anual, el bono se convertirá en la operación financiera más rentable para los grandes fondos de inversión internacional. El gobierno de Macri ya emitió deuda por casi 100 mil millones de dólares en casi veinte meses de gestión, superando el ritmo de endeudamiento de la dictadura militar.
Por Alfredo Zaiat

La cuenta oficial de Twitter del Ministerio de la Deuda, que en el organigrama oficial figura como de Finanzas, informó que “Argentina anuncia una emisión de bonos en dólares a 100 años de plazo”. Si esta operación forma parte de la estrategia de marketing permanente de la Segunda Alianza, en este caso para mostrar que existe confianza del mercado financiero internacional en el futuro del país porque gobierna una fuerza de derecha, el costo de ese aviso de campaña es fenomenal. La tasa de interés es altísima, el plazo es extensísimo y la moneda de emisión del bono no es la propia. El gobierno de Macri no sólo ha colocado deuda por casi 100 mil millones de dólares en casi veinte meses de gestión, iniciando el tercer gran ciclo de endeudamiento argentino a un ritmo más veloz que el anterior que comenzó con la dictadura militar de 1976, sino que vino a ratificar que la deuda será eterna.

Si se confirmara la tasa de interés del 8,25 por ciento anual que deberá pagar Argentina en cada año de los próximo cien, el ministro Luis Caputo, ex Deutsche Bank y JP Morgan, concretará la operación financiera más rentable para… los grandes fondos de inversión internacional. Es una tasa ruinosa para el país, al comprometer las finanzas nacionales a pagar intereses muy altos en un plazo ultralargo. Otro país latinoamericano que colocó deuda a 100 años fue México, consiguiendo una tasa de 5,75 por ciento anual. En Europa varios países han emitido ese tipo de títulos a tasas que no superan el 3 por ciento anual. Francia, Bélgica, Irlanda, Suiza e Italia han salido al mercado financiero con bonos a 50 y 100 años. Irlanda y Bélgica se han comprometido a pagar una tasa de 2,35 por ciento anual en papeles a 100 años. Caputo acuerda con los bancos una tasa muy lejos de esos parámetros.

View image on Twitter
View image on Twitter
Follow
Ministerio Finanzas ✔ @MinFinanzas
Argentina anuncia una emisión de bonos en dólares a 100 años de plazo.
9:29 AM - 19 Jun 2017
455 455 Retweets 231 231 likes
Twitter Ads info and privacy
Los demandantes privilegiados de esos bonos son fondos de pensión que buscan elevadas rentabilidades por plazos larguísimos. Es un negocio diseñado para esos administradores del dinero de trabajadores esperanzados de obtener una jubilación decente en la etapa laboral pasiva. La dimensión del negocio es tan rentable para los financistas –no para Argentina- que según operadores de la city, luego de difundirse la noticia, en apenas una hora, se habrían generado órdenes de compra por más de 3.000 millones de dólares. Los bancos encargados de colocar la deuda eterna argentina son el Citi, HSBC, Santander y Nomura.

El gobierno de Macri había asegurado que una rápida solución al conflicto con los fondos buitre derivaría en la apertura del mercado de capitales y una baja sustancial de la tasa de interés. Sólo se verificó lo primero, que era lo único que le interesaba a los financistas. Argentina sigue pagando una tasa muy alta en comparación con otros países latinoamericanos, la misma situación previa a la capitulación a los pies de los fondos buitre en el tribunal del juez Thomas Griesa.

El festival de deuda desatado por la alianza Cambiemos deberá ser revisado a futuro, no sólo por la emisión de un bono a un plazo ultralargo eludiendo la opinión del Congreso como exige la Constitución Nacional, sino por haber pactado tasas de interés muy onerosas que limitarán la soberanía y condicionarán los escasos márgenes de autonomía de la política económica. El gobierno de Macri no durará 100 años pero ya está dejando su herencia ruinosa para el país: la deuda eterna.

https://www.pagina12.com.ar/45122-la-deuda-eterna

6 de junio de 2017

Señor que no me mira mire un poco yo tengo una pobreza para usté




PREGóN
Señor que no me mira
mire un poco
yo tengo una pobreza para usté
limpia
nuevita
bien desinfectada
vale cuarenta
se la doy por diez
señor que no me encuentra
busque un poco
mueva la mano
desarrime el pie
buesuqe en su suerte
en todos los rincones
piense en las muchas cosas
que no fue
le vendo la pobreza
es una insignia
en la solapa puede convencer
qué cosas raras pasan en el mundo
usté tiene agua
yo no tengo sed
tiene su cáscara
su Dios
su diablo
su fe en los cielos
y su mala fe
lo tiene todo menos la pobreza
si no la compra
llorará después
va como propaganda
como muestra
quizá le guste y le coloque cien
pobreza sin los pobres
por supuesto
ya que los pobres
nunca huelen bien
pobreza abstracta
sin harapos
pulcra
noble al derecho
noble al revés
pobreza linda para ser contada
después del postre
y antes del café
señor que no me mira
mire un poco
yo tengo una pobreza para usté
mejor no se la vendo
le regalo
la pobreza por esta única vez.


Benedetti


*********************************





https://www.youtube.com/watch?v=rrocMMWbrVo


La Llamarada
Daniel Viglietti

reproducciones
1.830
Larai, larai, larai, larai, laralero...
¡qué linda la madrugada
Con ese sol trafoguero!

"hay que ahorrar pa' no ser pobre"
Un pión viejo me decía
Y a él nunca le sobró un cobre
Pa' comprarse una alcancía.

Bichito guapo el hornero,
Trabajador como un pión.
No necesita dinero
Y a más, y a más no tiene patrón.

El sueldo de un pión carrero
Nunca se debe aumentar
Pa' que valore al dinero
Y no aprienda a malgastar.
Los piones, dijo un doctor,
No son hombres delica'os,
A ellos no les hace el dolor
Porque están acostumbra'os.

Qué linda la madrugada
Con ese sol trafoguero.
Cuando se haga llamarada
Va a alumbrar al mundo entero.

Larai, larai, larai, larai, laralero...
¡qué linda la llamarada
Alumbrando al mundo entero!

5 de junio de 2017

Argentina se convirtió con Macri en el país emergente que emitió más deuda en el último año y medio Volver al mundo sólo para pasar la gorra


05 de junio de 2017 · Actualizado hace 7 hs
Argentina se convirtió con Macri en el país emergente que emitió más deuda en el último año y medio
Volver al mundo sólo para pasar la gorra
Colocó títulos y letras del Tesoro por 45.951 millones de dólares, 263 por ciento más que Arabia, que quedó segunda con 17.500 millones. Según el informe de la UMET, si se suma la deuda en pesos y la emisión de provincias y empresas la cifra llega a 81.972 millones.
El ministro de Finanzas, Luis Caputo, es el arquitecto del endeudamiento más veloz del mundo.
El ministro de Finanzas, Luis Caputo, es el arquitecto del endeudamiento más veloz del mundo.
Imagen: Leandro Teysseire
Durante el año y medio de gobierno de Mauricio Macri, Argentina se transformó en el país emergente que emitió más deuda en dólares en el mundo. Colocó títulos públicos y letras del Tesoro por 45.951 millones de dólares, un 263 por ciento más que Arabia Saudita que quedó en segundo lugar con 17.500 millones, según reveló el último informe del Observatorio de la Deuda Externa de la UMET. Si se suman las emisiones en pesos y la deuda colocada por provincias y empresas la cifra llega a la friolera de 81.972 millones de dólares. A su vez, el decreto 334 del 12 de mayo habilita al Ejecutivo a tomar otros 20.000 millones en lo que queda del año. La situación genera preocupación entre especialistas porque la deuda fue en su mayoría a financiar la fuga de capitales en sus distintas variantes (ver aparte).

LEER MÁS
Suma 47.447 millones en un año y medio | La fuga sin freno
El Estado Nacional emitió deuda en 2016 por 22.351 millones de dólares y en lo que va de este año ya lleva sumados otros 23.600 millones, lo que arroja un total de 45.951 millones sólo entre títulos públicos y letras en dólares. Los títulos públicos suman 22.051 millones el año pasado y otros 10.962 millones en los primeros cinco meses de este año, lo que totaliza 33.013 millones a un plazo promedio de 10,7 años. Por su parte, las letes en dólares fueron 300 millones el año pasado y 12.638 en lo que va de este año.

A los 45.951 millones de dólares en títulos y letras se le suman otros 17.274 millones de dólares también emitidos por el Estado Nacional, pero en moneda local, 10.381 millones de dólares de las provincias, que tiene como garante al Estado Nacional, y 8366 millones de dólares de empresas privadas, lo que arroja un total de 81.972 millones.

Las provincias este año contabilizan emisiones de deuda en dólares bajo legislación extranjera por 3376 millones y desde comienzos de la gestión suman 10.381 millones a un plazo promedio de 8,25 años. El listado de nuevos deudores incluye a Neuquén, Mendoza, Chubut, Córdoba, Salta, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires, Tierra del Fuego, La Rioja y la Ciudad de Buenos Aires.

Por último, en lo que refiere al sector corporativo, 13 empresas se endeudaron por 2675 millones de dólares en lo que va del año. Las últimas fueron Los Grobo Agropecuaria, Capex y Electronic System que en mayo colocaron en total 483 millones en dólares bajo legislación local. Desde la asunción de Macri, el total de firmas privadas que se endeudaron en dólares llega a 29 por un total de 8366 millones a un plazo promedio de 5,8 años.

El Informe de UMET advierte que si el sobreendeudamiento público no es sostenible en el tiempo, sobre todo si la economía sigue estancada y se continúa otorgando reducciones impositivas a sectores con capacidad de pago a través de la eliminación de retenciones agropecuarias y mineras y la reducción del impuesto a las Ganancias y a los Bienes Personales. El informe señala que en octubre de 2015 la deuda pública era de 235.000 millones y en mayo de 2017 se habría elevado, según la proyección del Observatorio a 290.000 millones. De este modo, la deuda bruta total habría aumentado unos 55.000 millones de dólares. Es decir, más del 11 por ciento del PIB. A su vez, la deuda pública en moneda extranjera sobre PIB trepó de 27,5 por ciento en octubre de 2015 a 37,3 por ciento en el tercer trimestre de 2016 (último dato oficial).

“El rumbo del modelo de Cambiemos en materia de Deuda Externa es, de persistir el esquema actual, escasamente sustentable en el tiempo. Como hemos venido expresando mes a mes, la deuda se ha vuelto la columna vertebral del modelo económico y no queda muy claro que los decisores de política tomen verdadera dimensión de esta problemática y sus efectos”, afirmó Nicolás Trotta, Rector de la UMET, quien además agregó que “el financiamiento con deuda externa es el sostén del indomable déficit fiscal y la única fuente de dólares significativa que han podido elaborar para nuestra economía. Los anuncios de inversiones en la economía real quedan como otro elemento más de la posverdad que el gobierno sostiene con títulos espectaculares en los medios o en los documentos de powerpoint de sus funcionarios”.

A raíz del creciente endeudamiento, los vencimientos comienzan a pesar cada vez más en el conjunto de las cuentas públicas. Del total a vencer en moneda extranjera en 2017, vencimientos de interés por 2.124 millones de dólares y vencimiento de Letes del Tesoro en dólares por 10.388 millones de dólares corresponden exclusivamente a “nueva deuda” emitida por la gestión Cambiemos. La nueva deuda ya explica el 41 por ciento del total de los vencimientos anuales de 2017. Además, en perspectiva agregada, esa “nueva deuda” explica un 27 por ciento (71.229 millones de dólares) del total de vencimientos de deuda pública para los años 2017-2046 en su conjunto (268.147 millones de dólares en total). El crecimiento de la deuda es vertiginoso y el gobierno no da señales de que tenga previsto sacar el pie del acelerador. Por ahora, quien asuma en 2019 deberá enfrentar un horizonte financiero mucho más complejo que el que dejó el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en diciembre 2015. El verdadero “plan bomba” parece estar gestándose por estos días.


https://www.pagina12.com.ar/42225-volver-al-mundo-solo-para-pasar-la-gorra

11 de mayo de 2017

Otro freno al 2x1 para los genocidas



11 de mayo de 2017 | El país
FUE DECLARADO "INCONSTITUCIONAL"
Otro freno al 2x1 para los genocidas
En contra de lo resuelto por la Corte Suprema, el Tribunal Oral Federal de Tucumán consideró que otorgar ese beneficio a quienes cometieron crímenes de lesa humanidad viola la Constitución. Es el segundo pronunciamiento en ese sentido.

(Imagen: EITAN ABRAMOVICH/AFP)

El Tribunal Oral Federal de Tucumán declaró que la aplicación del 2x1 a quienes cometieron crímenes de lesa humanidad "es inconstitucional". En contra de lo que dijo la Corte Suprema en su fallo PRO genocidas, los jueces tucumanos negaron con ese argumento el pedido del represor Carlos Eduardo Trucco para acogerse a ese beneficio y dejó sin validez también la petición en ese sentido de los otros 42 condenados por violaciones a los derechos humanos en esa provincia. La misma posición había fijado el viernes pasado el Tribunal Oral Federal de San Juan ante el reclamo de otro represor de que modificaran el cómputo de su pena.

Leer más
El fallo del 2x1 expuso la interna que generó la llegada de los jueces que nombró Macri
Una Corte convulsionada y en crisis
Por Irina Hauser
"La aplicación de la ley 24.390 en el caso significaría aplicar una amnistía y una prescripción camufladas con argumentos falaces de garantismo. Este Tribunal no lo puede hacer, porque es inconstitucional e inconvencional, esto es, atenta contra la totalidad de nuestro ordenamiento jurídico", señala el fallo firmado por Juan Carlos Reynaga, Carlos Jiménes Montilla y Gabriel Casas.

El Tribunal tucumano tomó la decisión a partir del escrito presentado el martes por el fiscal federal Nº2, Pablo Camuña, que solicitó que el 2x1 fuese declarado inconstitucional. Camuña formuló la solicitud a partir de la catarata de pedidos de represores para que les concedieran el mismo beneficio que la Corte Suprema, con la firma de Carlos Rosenkrantz, Horacio Rosatti y Elena Highton de Nolasco, le otorgó a Luis Muiña. Entre los represores que hicieron el pedido se destacan el ex jefe del Tercer Cuerpo del Ejército Luciano Benjamín Menéndez y el responsable policial del centro clandestino de detención que funcionaba en la Jefatura de Policía, Roberto “El Tuerto” Albornoz. Camuña celebró la decisión del tribunal.

Follow
Pablo Camuña @PCamuna
Aplicar la ley del 2x1, dice el TOFTuc, sería “aplicar una amnistía y una prescripción camufladas con argumentos falaces de garantismo”
11:22 AM - 11 May 2017
43 43 Retweets 31 31 likes
El primero de los 43 represores en reclamar había sido Trucco, condenado a 18 años en 2013 - y beneficiado con prisión domiciliaria- por asociación ilícita como autor mediato de los delitos de violación de domicilio en cinco oportunidades, privación ilegítima de libertad e imposición de tormentos agravada en siete oportunidades, y por ser partícipe secundario del delito de privación de la libertad, imposición de tormentos agravada y homicidio triplemente agravado en dos oportunidades, en la denominada megacausa, “Arsenales II-Jefatura de Policía II”. Tras su presentación, otros 42 represores acudieron a la Justicia con el mismo proposito

Los jueces rechazaron el pedido formulado por su abogado, Facundo Maggio, y resaltaron que está acreditado que durante el terrorismo de Estado tuvo un puesto de jerarquía intermedia desde el que impartió órdenes en centros clandestinos del sur de la provincia. Por la comisión de crímenes de lesa humanidad no le corresponde, por lo tanto, el beneficio del 2x1.

El Tribunal Oral Federal de Tucumán siguió el mismo camino que trazó su par sanjuanino al rechazar también por “inconstitucional” el pedido del represor Alejandro Víctor Manuel Lazo de que se le aplicara el 2x1 en el cómputo de la pena por delitos de lesa humanidad al que lo había condenado el mismo tribunal en 2013.

Los jueces de San Juan se compartieron el criterio del fiscal de la causa Francisco Maldonado. En su rechazo al pedido de Lazo, el representante del Ministerio Público apuntó que “no puede obviarse la evidente injusticia que implica utilizar este mecanismo legislativo para beneficiar a quienes en la época de la vigencia de esta ley no se encontraban ni siquiera imputados por cuanto se encontraban gozando de una impunidad otorgada precisamente por los instrumentos normativos como las leyes de Obediencia Debida y Punto Final”. Indicó, además, que “la CIDH es enfática en al necesidad de investigar y enjuiciar esta clase de delitos y que son improcedentes los actos que impliquen renuncia a tales fines”.

Tras el fallo de la Corte Suprema que favoreció a Muiña, una orda de represores acudió en busca de obtener el mismo beneficio. También muchos fiscales hicieron presentaciones sobre la inconstitucionalidad del 2x1 para los genocidas. La palabra la tienen ahora los jueces. Hasta el momento los que se pronunciaron lo hicieron en contra del criterio de Rosenkrantz, Rosatti y Highton de Nolasco.

https://www.pagina12.com.ar/37078-otro-freno-al-2-x-1-para-los-genocidas

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas